LA DESINFECCION DEL AGUA DE CONSUMO PUBLICO Y SU HISTORIA

9 de March del 2018

La desinfección del agua

De una forma u otra, la desinfección del agua se ha practicado durante miles de años, siendo la ebullición el método preferido durante siglos. Otros agentes desinfectantes utilizados a través del tiempo incluyen el cobre, la plata, el cloro, el ozono y la radiación ultravioleta.

Si bien la filtración del agua, combinada con la sedimentación, fue un gran paso hacia la obtención del agua potable que conocemos hoy, los procesos de desinfección del agua introducidos posteriormente fueron decisivos en la reducción del número de brotes epidémicos de enfermedades como el cólera, la disenteria o la fiebre tifoidea.

Aunque los suministros municipales de agua crecieron en número a lo largo del siglo XIX, las condiciones sanitarias y de salud no comenzaron a mejorar radicalmente hasta la introducción de la desinfección con cloro a principios del siglo XX.

Por ejemplo, en 1900 había más de 3.000 sistemas de suministro municipal de agua en los Estados Unidos, pero en ocasiones, en lugar de mejorar la salud y la seguridad, contribuyeron a expander brotes importantes de enfermedades. Lamentablemente, el suministro de agua por tubería y bombeo, cuando está contaminado, puede propagar eficientemente bacterias patógenas por toda la comunidad.

Este fué, por ejemplo, el caso de la epidemia de cólera de 1854 en el barrio del Soho en Londres, en el que murieron más de 700 personas en una semana en un área de apenas medio kilómetro de diámetro. El doctor John Snow, precursor de la epidemiologia moderna, relacionó que el brote era causado por una bomba que suministraba agua proveniente de un pozo contaminado con heces. Snow no compartia la teoria del miasma, extendida en aquel momento, y estaba convencido de que el cólera entraba en el cuerpo por la ingestión del agua contaminada. 

La mayoría de los países en Europa comenzaron a utilizar técnicas de desinfección del agua a finales del siglo XIX o principios del siglo XX. Y, especialmente, el cloro, que fué descubierto como elemento químico en 1807 por el británico Elmer Humphry Davy, se ha utilizado desde un principio con este propósito.

El ejemplo mas antiguo que se conoce de su aplicación en técnicas de desinfección del agua fue en Middelkerke (Belgica), donde en 1902 se puso en marcha la primera planta de cloración permanente de agua. En este sistema se introducia cloruro de calcio y percloruro de hierro en el agua, mediante grifos, antes de la filtración. También en Reino Unido comenzó, en los primeros años del siglo XX, la cloración continua del agua potable, donde su aplicación redujo drásticamente las muertes por tifus.

Tras el éxito en Europa, la cloración del agua potable fue introducida en los Estados Unidos en la ciudad de Jersey por iniciativa del Dr. John L. Leal, médico y experto en tratamiento del agua, responsable de concebir e implementar la primera planta de los EEUU de desinfección del suministro de agua potable, utilizando cloro. Leal conocia la capacidad del cloro para matar las bacterias, habia utilizado hipoclorito de calcio para desinfectar las casas donde se daban casos de enfermedades infecciosas, como la difteria, y también conocía los experiencias previas para usar cloro en el suministro de agua potable

El hipoclorito sódico hasta ahora es uno de los químicos más baratos para su utilización en el agua de consumo. Entre los inconvenientes del uso del hipoclorito esta el olor y sabor característicos y un poco desagradable que deja en el agua .Por todo esto las personas hacemos rechazo para beber el agua de la red municipal.

Con la puesta en el mercado del Clorius2 ,  Los problemas del sabor y del olor se terminaron ,siendo una alternativa mas para desinfección del agua de bebida.

  

  CLORIOUS2  ESTABLE         www.clorius2.com

Información en tln.  609632990     mail /      clorius2serint@gmail.com

 A diferencia del dióxido de cloro convencional, Clorious2 es la única solución de  dióxido de cloro altamente concentrado y listo para usar que es a la vez estable y transportable. Ello conlleva una serie de ventajas, ya que se trata de una solución de dióxido de cloro puro, segura y fácil de usar.

Clorious2 puede utilizarse prácticamente en cualquier aplicación en la que se requiera de un agua limpia y segura. El poder oxidante de Clorious2 produce efectos inmediatamente después de su aplicación y continúa actuando durante mucho tiempo, ayudando de forma sostenible a prevenir la proliferación de microorganismos y biofilm en los sistemas de aguas.

CARACTERÍSTICAS

  •               Solución de dióxido de cloro transportable y lista para usar
  •                 Sin mezclas químicas in situ, sin generador, sin período de activación
  •                 Solución de dióxido de cloro puro, altamente concentrado
  •                Basado en la oxidación del clorito, sin acidificación o cloración.
  •                 Efectivo en un rango de pH + -  muy amplio
  •                 Estabilidad a largo plazo  
  •                 No aporta olor ni sabor al agua   
  •                 Negativo en residuos químicos
  •                Fácil de usar  y no es posible su adulteración
  •                 Sencilla aplicación mediante una bomba dosificadora
  •                 Tecnología patentada
  •                 Fabricado,  por Brentag distribuido por Serint Conplag,s.l.  tfno.